No hay fortuna facil.

Written by  pedro  on Oct 30, 2020

En diciembre de 2017, un desarrollador desconocido inició este proyecto de blockchain. Para abandonarlo días después.

Me llamo Pedro. Yo era parte del grupo inicial de inversores que pensaba que había encontrado la próxima mina de oro oculta. Fui estafado y me hize cargo del proyecto. Déjame decirte cómo me atrapó el sueño de una fortuna fácil.

En los últimos 3 meses del 2017, la moneda digital Bitcoin tuvo un aumento descontrolado. Me despertaba todos los días al alba para tratar de entender qué estaba pasando. Fueron días de locura tratando de "seguir el mercado".

Desde 2015 había estado involucrado activamente en el mundo de las criptomonedas, pero nunca como inversor. Como ex jugador de póquer profesional, entiendo cómo mezclar mi ansiedad con información imperfecta (mercado de las criptomonedas) puede volverse explosivo.

El problema es que las alarmas internas, las que normalmente miden nuestras inversiones, se disparan cuando todo lo que se ve es verde por estar subiendo.

Nació en mí un sentimiento de "me estoy quedando fuera". Algo obvio. Accidentalmente entré en un pensamiento "tobogan". Si todos ganan, yo también gano. No me puedo quedar fuera.

Decidí invertir mitad en un activo de riesgo y la otra en uno seguro. Ya había saltado la barrera mental de que estos activos son todos de riesgo.

Me tomé mi tiempo para medir cuando entrar. Ripple había estado en las noticias con constantemente por anuncios inter-planetarios. La moneda digital XRP pasó de 0.7ctvs de dólar a 1.5usd en 10 días, me sentí un campeón. Ese era mi activo seguro.

Mi activo de riesgo era la criptomoneda Enjin que invertí en una preventa. El precio se desplomó ni bien lo ingresaron en una bolsa de intercambio de monedas digitales. Me negué a vender mientras leia los fuertes rumores que prometían resultados positivos.

Quería recuperarme con una fórmula mental simple: cuanto más riesgo, más retorno. Y esa fue la punta del iceberg que finalmente me llevó a invertir en lo que luego se convertiría en Myce.

En la próxima: cómo y porque llegue a Myce y por qué hemos estado trabajando en este proyecto durante casi 3 años.